¡NOTICIA!

POR FALTA DE RECURSOS PARA EL MANTENIMIENTO DEL BLOG, MEAPPLEBLOG HA SIDO CERRADO HASTA NUEVO AVISO, GRACIAS. ATT: ADRIÁN, CREADOR DE MEAPPLEBLOG.

miércoles, 24 de abril de 2013

Análisis: Resultados financieros de Apple en el Q2 de 2013

Otro trimestre más hemos conocido los resultados financieros de Apple con otro montón de números, cifras, resultados y unidades vendidas que han batido todos los récords previstos hasta ahora y han echado por tierra las previsiones de más de una analista. Aún así, los márgenes de estrechan, los beneficios se desaceleran y las acciones siguen en caída.
Algunas cifras: 37,4 millones de iPhone, 19,5 millones de iPad, 4 Millones de Mac... 43,6 mil millones de dólares en ingresos y 9,5 mil millones de dólares en beneficios.
Y a decir verdad, estas cifras son bastantes cercanas a las que Apple predijo en enero cuando la compañía anunció los resultados del primer trimestre del año fiscal (Q1): un beneficio de entre $9,23 y $10,23 por acción y unos ingresos entre 41 mil millones de dólares a 43 mil millones de dólares.
Parece ser que, independientemente de los increíbles números presentado ayer, y de aquellos presentados en el primer trimestre fiscal, se siguen sin cumplir las expectativas. Sí, esas expectativas sobre los márgenes de beneficio que ya de por sí eran poco realistas, sobre todo en términos interanuales. Márgenes que independientemente hayan cumplido las expectativas siguen siendo impresionantes, aunque si que se ha producido un caída de los mismos respecto a 2012.
Este margen ha sido del 37,5%, con una caída de casi diez puntos comparado con el 47,4% del mismo trimestre de 2012. De hecho, el propio Tim Cook ha reconocido que la tasa de crecimiento se ha ralentizado y los márgenes han descendido. En otras palabras, Apple vende más pero gana menos. Los beneficios han caído un 18% con respecto al mismo trimestre de 2012.
Es una de la consecuencia directa de la guerra de precios. Guerra de precios que la compañía empezó con el abaratamiento de los iPhones e iPads de generaciones anteriores, y culminó con la salida al mercado del iPad mini, que con su precio más ajustado, ha supuesto que el margen de beneficio por dispositivo vendido haya caído respecto de años anteriores.
Es más, si esta tendencia se alarga en el tiempo, y al final acabamos viendo un iPhone más barato y por ende, un cambio en la estrategia competitiva de Apple, los márgenes se estrecharían aún más, a pesar de que sí veríamos un aumento en las ventas de la compañía de la manzana.
Oye, que esto no tienen que ser del todo negativo, siempre y cuando el cambio a competir en costes no repercuta en la calidad y en el servicio - que es un quimera de dicha estrategia competitiva para muchos- de la compañía, y aun así estaría por ver si sería suficiente para convencer a analistas e inversores. No obstante Apple tiene una tasa de retorno que se acerca al 40%, aún con esta reducción de los márgenes.
Incluso en un hipotético escenario de desastre total en el que se produzca un pérdida constante y exponencial de la cuota de mercado y del margen bruto de beneficio por dispositivo, costaría bastante mermar la rentabilidad de la compañía.
Pero aun no hemos llegado a ese punto. Quizá podemos vislumbrar un supuesto parecido en el siguiente trimestre. Si siguen en la línea de no presentar ningún producto hasta otoño, veremos una merma aún mayor en el número de dispositivos vendidos y por ende, en la cuenta de resultados.
Apple necesita echar leña a sus calderas y necesita hacerlo ya.
Otro de los problemas es el dinero. Apple está optando por la vía de la recapitalización de dividendos como opción para aumentar su capitalización, como ya dijimos hace unos días, con un aumento de su dividendo trimestral de 3,05 dólares por acción.
Con 145 mil millones dólares en cash, es lógico pensar que seria un buen momento para llevar acabo esta operación. El problema para Apple, es que ese dinero no está en los Estados Unidos ya que gran parte proviene de los beneficios de sus filiales repartidas por todo el mundo.
Esto significa que si Apple quería repatriar este todo ese efectivo, tendría que pagar un impuesto federal sobre el mismo elevadísimo, y ya sabemos que a la grandes empresas eso de pagar impuestos... como que no. Pero no le va quedar otra, sea mediante ingeniería fiscal o pagando todo los impuestos, Apple necesita ese dinero, lo necesita en los Estados Unidos y lo necesita ya.
En este sentido, no se puede decir que Apple esté mal. Ellos tienen un roadmap ya determinado y dudo que las presiones de la bolsa o de los inversores alteren los planes de Apple. Pero si está claro que tal y como están las cosas, tienen que estar seguros de que ese as que tienen bajo la manga garantice al menos, unos números como lo que hemos visto hasta ahora o al menos que se acerquen bastante
Aún queda mucho Apple, mucho año por delante, y muchas sorpresas harán que estos números se queden en una simple anécdota. O al menos, así lo espero.

0 comentarios :

Publicar un comentario